lunes, 10 de marzo de 2014

Dúo

Anoche Melingo invitó a Jaime Torres para hacer una zamba. Fue un cuelgue psicodélico de más de diez minutos de música autóctona. El Ateneo entero supo que frente a un cuarteto de contrabajo, guitarrón, eléctrica y charango estaban descubriendo algo nuevo. Por eso los aplausos duraron más de cinco minutos y Jaime tuvo que agacharse para saludar tres o cuatro veces. Luego tuvimos que perdernos entre Almagro y algunos bares para, entre la noche y esa pieza gloriosa, lograr hacer algo con eso. Del pico un vino, Corrientes amaneciendo y esa zamba poderosa, dueña de la gran ciudad.

1 comentario:

ChuLs dijo...

q flash por favor....como extraño esos conciertos tan hermosos de por el sur.